Alcohol Isopropílico: qué es y qué usos tiene

El alcohol isopropílico o isopropanol es un alcohol muy puro. De hecho, este tipo de alcoholes son un 99.9% puros, a diferencia de los medicinales o los alcoholes de desinfección, que contienen en torno al 96% de alcohol. Esto significa que es un líquido que es en casi toda su pureza alcohol -no contiene ningún otro líquido- y que también lo convierte en un elemento peligroso al ser altamente combustible, por lo que es recomendable no mantenerlo cerca de zonas donde puedan saltar chispas o en las que trabajemos con máquinas que desprendan calor.

Lógicamente, esto son precauciones que hay que tomar cuando se trabaja con cualquier líquido de limpieza. En el caso del alcohol isopropílico, ¿conoces los usos que le podemos dar en nuestro taller de reparación?

¿En qué se emplea en alcohol isopropílico?

Se usa principalmente para la limpieza de placas base y componentes electrónicos, ya que su 99.9% de pureza hace que no sea conductor de la electricidad, por lo que es muy útil para trabajos en los que tengamos que reparar un ordenador, un smartphone, tablet, consola o cualquier otro aparato por el estilo.

¡MUY IMPORTANTE! Siempre que empleemos el isopropanol hay que asegurarse de que la zona sobre se aplique no esté conectada a ninguna toma de corriente o se encuentre a altas temperaturas ya que, como hemos explicado, es altamente inflamable.

Además, su textura es similar a la de cualquier otro alcohol normal y corriente, a diferencia de que cuando se encuentra a temperaturas muy frías se nota que es más denso y espeso. También es incoloro y tiene un fuerte olor -recomendable no inhalarlo-, aunque su aroma puede variar dependiendo del producto que contenga este tipo de alcohol.

¿Cómo usar el alcohol isopropílico correctamente?

Por las características que tiene, es importante tener mucho cuidado con su utilización. Por ello, recomendamos seguir una serie de consejos:

  • Aplicarlo sobre una gamuza de limpieza o un paño húmedo cuando tengamos que limpiar sobre cualquier superficie o componentes electrónicos.
  • Pasar un paño seco sobre la superficie en la que ya se ha aplicado el alcohol para dejarlo aún más limpio. Esto se puede hacer rápidamente, ya que el isopropanol tiene una pronta actuación.
  • Utilizarlo en la  máquina de ultra sonidos. Gracias a que el isopropílico por su composición no daña los componentes electrónicos, podemos utilizarlo combinado con la máquina de ultra sonidos para limpieza de residuos como el óxido.

También es muy importante utilizar guantes, pues este producto es muy irritable para la piel y podría causarnos pequeñas quemaduras; evitar inhalarlo mientras se está aplicando, especialmente si no está diluido con agua u otros productos; y guardarlo lejos de cualquier fuente de calor que pueda calentarlo.

Comprar Aquí | Alcohol Isopropílico Limpiador Disolvente – desde 10,88€ (IVA incluído)

Visita Nuestra Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *